Saltar a contenido
Hinchas de Defensor, ayer, en el Goyenola

Media vuelta

Un nuevo fin de año encontrará a los hinchas de Defensor más contentos que a los demás. Una buena tarea dentro de la cancha cimentada por la permanentemente invocada “coherencia a nivel directriz” de los defensoristas se tradujo en una nueva consagración que se suma al palmarés violeta.
Un nuevo fin de año encontrará a los hinchas de Defensor más contentos que a los demás. Una buena tarea dentro de la cancha cimentada por la permanentemente invocada “coherencia a nivel directriz” de los defensoristas se tradujo en una nueva consagración que se suma al palmarés violeta.
Diego Chávez, ayer, tras el segundo gol de Nacional ante Danubio en el estadio Centenario.

Vive y lucha

En un partido intenso y sumamente emotivo el equipo de Juan Ramón Carrasco volvió a sumar de a tres y aunque está cuatro puntos detrás del líder Defensor, sigue vivo en la lucha por el título del primer certamen de la temporada. Si bien Nacional fue superior al equipo franjeado durante la mayor parte del juego, faltando 10 minutos quedó con dos hombres menos y terminó sufriendo hasta el pitazo final de Larrionda. Ese padecimiento le dio un condimento extra a la victoria de un equipo que hace algunas fechas parecía no tener chance alguna de pugnar por el Apertura, pero que ahora, a falta de dos etapas para el fin del certamen, ocupa el segundo lugar de las posiciones.
En un partido intenso y sumamente emotivo el equipo de Juan Ramón Carrasco volvió a sumar de a tres y aunque está cuatro puntos detrás del líder Defensor, sigue vivo en la lucha por el título del primer certamen de la temporada. Si bien Nacional fue superior al equipo franjeado durante la mayor parte del juego, faltando 10 minutos quedó con dos hombres menos y terminó sufriendo hasta el pitazo final de Larrionda. Ese padecimiento le dio un condimento extra a la victoria de un equipo que hace algunas fechas parecía no tener chance alguna de pugnar por el Apertura, pero que ahora, a falta de dos etapas para el fin del certamen, ocupa el segundo lugar de las posiciones.
Alexis Sánchez , de Chile, y Jorge Fucile, anoche durante el partido amistoso jugado en el Estadio Monumental de Santiago

Que nos quiten lo bailado

La celeste terminó su mejor año en décadas con una actuación floja y fue derrotada por 2-0 por la selección chilena en Santiago.
Marcelo Sosa y Egidio Arévalo Ríos, ayer, tras el primer gol de Peñarol ante Tacuarembó en el estadio Centenario.

K vive

Peñarol vivió su noche más apacible en lo que va de la temporada. Derrotó en forma inapelable 5 a 1 a Tacuarembó y de esa manera llegó a la primera posición en la tabla del Apertura. Tras nueve fechas disputadas el equipo aurinegro suma 20 unidades, dos más que El Tanque, la sensación del campeonato.
Rodrigo Brasesco, de Racing, Mauricio Pereyra, de Nacional, y Mario Álvarez, de Racing, ayer, en el estadio Centenario.

Parecido no es lo mismo

En el preestreno de Juan Ramón Carrasco como director técnico tricolor el equipo volvió a perder puntos y seguramente hipotecó, quizá definitivamente, su chance de pelear por el primer torneo de la temporada, pero también se prendió una luz en la oscuridad.
En el preestreno de Juan Ramón Carrasco como director técnico tricolor el equipo volvió a perder puntos y seguramente hipotecó, quizá definitivamente, su chance de pelear por el primer torneo de la temporada, pero también se prendió una luz en la oscuridad. Por momentos, sobre todo en el primer tiempo, Nacional mostró una intención de juego plausible, lo que da la pauta de que con la sumatoria de días y semanas de trabajo seguramente se verán con frecuencia los frutos que pretende su nuevo técnico. El empate final fue justo, porque enfrente los tricolores tuvieron un rival más que respetable, que hizo un buen trabajo y fue al frente en todo momento. Las dos fuerzas en disputa generaron un partido vibrante y atractivo en la ventosa tarde del Centenario.
Pablo Caballero, ayer, tras convertir el cuarto gol de Cerro ante Nacional, en el estadio Luis Tróccoli.

Todo bien, todo mal

Después de empatar cuatro partidos y perder dos, ayer Cerro pudo ganar el primero en el Apertura. Jugando de local en el Tróccoli goleó a Nacional, sumó de a tres y descomprimió la creciente presión que había sobre el cuerpo técnico que comanda el Turco Alejandro Apud.
Después de empatar cuatro partidos y perder dos, ayer Cerro pudo ganar el primero en el Apertura. Jugando de local en el Tróccoli goleó a Nacional, sumó de a tres y descomprimió la creciente presión que había sobre el cuerpo técnico que comanda el Turco Alejandro Apud.
Alejandro Martinuccio, de Peñarol, anoche, durante el partido ante Wanderers en el estadio Centenario.

De cabeza a la pelea

Con el aporte fundamental del Tony Pacheco, que volvió por sus fueros a la titularidad luego de superar una lesión, Peñarol logró su segunda victoria en el Torneo Apertura. Fue 2-1 el score con el que los aurinegros pudieron vencer anoche a Wanderers, en un encuentro que estuvo movidito, lindo de ver. Fue por la azotea que el equipo de Keosseian logró sacar el partido. Dos cabezazos, uno del zaguero Guillermo Rodríguez y otro del inquieto Martinuccio, en ambos casos luego de sendos centros bien tirados por Pacheco, inclinaron la balanza hacia Los Aromos. Wanderers hizo lo suyo.
Con el aporte fundamental del Tony Pacheco, que volvió por sus fueros a la titularidad luego de superar una lesión, Peñarol logró su segunda victoria en el Torneo Apertura. Fue 2-1 el score con el que los aurinegros pudieron vencer anoche a Wanderers, en un encuentro que estuvo movidito, lindo de ver. Fue por la azotea que el equipo de Keosseian logró sacar el partido. Dos cabezazos, uno del zaguero Guillermo Rodríguez y otro del inquieto Martinuccio, en ambos casos luego de sendos centros bien tirados por Pacheco, inclinaron la balanza hacia Los Aromos. Wanderers hizo lo suyo.
Santiago García, Mauricio Pereyra y Robert Flores, ayer, tras el gol de Nacional ante Bella Vista, en el Parque Central

Y un día ganó

La sumatoria de contrariedades parecía sugerir que, más que buscar soluciones en el banco de suplentes, Luis González debía acudir a las páginas amarillas a la sección “Sálvenme, porque estoy engualichado”. Corrían cinco minutos del segundo tiempo cuando en una jugada accidental el delantero bellavistense José Varela golpeó accidentalmente con su rodilla la cara del defensor Sebastián Coates -hasta ese momento el mejor zaguero tricolor-, provocándole una lesión que forzó su salida de la cancha y el ingreso de Godoy. La adversidad no cedía y el técnico tricolor aún no sabía que al final de la tarde estaría celebrando el primer triunfo de su equipo en el campeonato.
La sumatoria de contrariedades parecía sugerir que, más que buscar soluciones en el banco de suplentes, Luis González debía acudir a las páginas amarillas a la sección “Sálvenme, porque estoy engualichado”. Corrían cinco minutos del segundo tiempo cuando en una jugada accidental el delantero bellavistense José Varela golpeó accidentalmente con su rodilla la cara del defensor Sebastián Coates -hasta ese momento el mejor zaguero tricolor-, provocándole una lesión que forzó su salida de la cancha y el ingreso de Godoy. La adversidad no cedía y el técnico tricolor aún no sabía que al final de la tarde estaría celebrando el primer triunfo de su equipo en el campeonato.
Jonathan Ramis y Alejandro Martinuccio, ayer, tras el primer gol de Peñarol ante Barcelona de Guayaquil en el estadio Centenario.

Saber sufrir

Padeciendo mucho más de lo previsible, Peñarol pudo cerrar positivamente la serie ante los ecuatorianos del Barcelona guayaquileño luego de imponerse ayer 2 a 1 en el Centenario y obtener el boleto a los octavos de final de la Sudamericana, donde su próximo rival será el Goiás brasileño. El equipo aurinegro, después de varias temporadas, pudo tener una alegría en el orden internacional, pero tuvo que padecer mucho antes de poder largar el contenido festejo.

No sé si Ghana

Cuando mañana la selección de Ghana salga a la cancha a enfrentar a Uruguay, estará ante una ocasión histórica. Además de ser los únicos representantes del continente africano que siguen participando en el Mundial organizado en Sudáfrica, en caso de ganar se convertirán en la primera selección africana en clasificar a la semifinal de una Copa del Mundo. Con estos factores, que esperemos que constituyan una carga extra y no una motivación, este equipo se tendrá que enfrentar a Uruguay, que también tiene por delante una ocasión inmejorable de seguir reubicándose positivamente en el universo futbolero.

¿Comunicaqué?

Que un presentador televisivo y radial que hace más de 40 años trabaja en los medios se exprese con un vocabulario limitado y que tenga una dificultad llamativa para transmitir una idea puede hacer calentar a alguien y llevar a cuestionar las formas en que se informa a nuestra población, pero no es motivo suficiente ni mucho menos para descalificar la tarea que realiza esa persona ni su idoneidad para llevarla a cabo.

Segundo round

Una hora antes de lo pactado inicialmente, Nacional y Peñarol protagonizarán el segundo choque definitorio del Campeonato Uruguayo 2009/2010. Por motivos de seguridad, para que el encuentro al menos comience con luz natural, las autoridades decidieron adelantar para las 16.00 el inicio del choque. Tras la victoria tricolor del miércoles, ahora vendrá una serie de dos partidos -el segundo se jugará el martes en horario a confirmar- de la que surgirá el campeón; el criterio de los puntos ganados en primer lugar y de los goles a favor en segundo es el elegido para definir la serie.
 El jugador del Cruzeiro de Brasil Diego Renán (d) disputa el balón con Christian Núñez (i), del Nacional de Uruguay, durante un partido de la Copa Libertadores de América, ayer, en Belo Horizonte (Brasil).

Y sin embargo vive

Los únicos diez minutos que Nacional jugó de igual a igual ante el Cruzeiro ayer por la noche en Belo Horizonte le sirvieron para dejar una luz, igualmente, tenue, de esperanza, de cara a la revancha que se jugará la semana próxima en Montevideo.
Mauricio Pereyra, ayer, tras convertir el segundo gol de Nacional ante Monarcas Morelia, de México, en el Parque Central.

Poco pero mío

Sin jugar bien, Nacional derrotó 2-0 al Morelia mexicano y pasó a tercera fase de la Libertadores como primero invicto de su serie.
Matias Mirabajes, de Racing; Juan Ortiz, de Deportivo Independiente Medellín; y Santiago Ostolaza, durante el partido jugado en el Parque Central. (archivo, marzo de 2010)

El juego de la Copa

Entre hoy y el jueves se disputará la última semana de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América y quedará conformado el cuadro de equipos que pasarán a jugar la instancia de octavos de final del certamen. Esta edición del principal torneo continental de clubes presenta la particularidad de que no pasarán a octavos los dos mejores de cada serie sino los primeros de grupo y los seis mejores segundos. Esto se debe a que la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) decidió darles un cupo en octavos a los equipos mexicanos Chivas de Guadalajara y San Luis Potosí, clubes que en la edición pasada quedaron fuera de competencia a causa de la epidemia de gripe A, que tuvo una particular virulencia en territorio mexicano.
Nacional Rampla, el sábado en el estadio

Picabolso

En un partido que tuvo derivaciones para dos tablas, Rampla se llevó una enorme victoria del Centenario al superar 1 a 0 a Nacional. Los victoriosos picapiedras sumaron tres puntos fundamentales para el descenso, donde su situación aún es compleja, y, de paso, sumaron porotos en la anual, clasificación en la que tienen posibilidades ciertas de meterse en la Copa Sudamericana. El tropezón de los tricolores los dejó aun más descolocados de lo que estaban en la pelea por la cima de la anual y con un panorama poco alentador de cara al remate del certamen local.
Sergio Blanco, ayer, tras convertir del segundo gol de Nacional ante Central Español, en el estadio Centenario

Claro como el agua

Mostrando una clara superioridad durante la mayor parte del partido, Nacional no tuvo mayores inconvenientes para vencer anoche a Central Español y seguir comandando la tabla anual, donde por una semana más mantiene la ventaja de dos puntos sobre su rival tradicional. Siguiendo la línea ascendente que ha ido marcando en sus últimas presentaciones, el equipo de Eduardo Acevedo ratificó en el duelo ante los palermitanos buenos momentos de juego y una interesante dosis de eficacia, que le alcanzó para llevarse los tres puntos del Centenario.

La frontera de la paz

El nutrido grupo de hinchas cerrenses que acompañaron a su equipo en esta nueva incursión copera se volvió desde la frontera con algo más que algún bagayito. En medio del mar de camisetas rojas que inundaron el coqueto Paiva Olivera riverense -relanzado internacionalmente con un duelo que tuvo clima festivo- la sonrisa final se la quedaron toda los albicelestes, que vieron cómo su equipo le jugó de igual a igual a uno de los más pesados de la Libertadores 2010 y sigue mandando en su serie después de tres partidos.
Diego Herner, de Cerro Porteño,  Martín Cauteruccio tras convertir el segundo gol de Racing,  y el arquero de Cerro Porteño, Diego Barreto, anoche en el estadio Centenario.

Aprende rápido

Si alguien por alguna cosa sólo vio el final del partido que Racing ganó anoche, puede haber quedado con la imagen errónea de una victoria ajustada y sufrida. El 2-1 con el que se cerró el juego, las caras de angustia y las uñas que deben de haber quedado desperdigadas por el cemento del Centenario, reflejaron quizá los momentos finales de un partido que fue netamente dominado por los de Sayago, quienes a través de su camino en la fase inicial y ahora en la de grupos están demostrando que la Libertadores no les queda grande.
Foto principal del artículo 'Play off'

Play off

Desde hace algunas temporadas, la disputa de la fase más importante de la Liga Uruguaya de Básquetbol marca la agenda deportiva del comienzo del año. La emoción incomparable de esta instancia, en que en una fracción de segundos se puede definir seguir en carrera o quedar fuera de competencia, la vida o la muerte deportiva, pega fuerte en los seguidores de siempre del básquetbol, aunque también caen cautivados por el imán del momento muchos que no lo son. El calor va de las canchas a las tribunas cuando la pelota naranja sube y el reloj comienza a andar. Las noches de verano predisponen los cuerpos, que empiezan a sudar mientras los pitazos arbitrales y los cánticos de tribuna retumban, alimentando la pasión por los colores del barrio.