Debido a la "falta de avances en los Consejos de Salarios para la salud privada" y a que "el sector público aún no ha sido convocado" para la negociación colectiva, el Comité Ejecutivo del SMU resolvió hacer un paro nacional de 24 horas, el miércoles 22, acompañando el paro del PIT-CNT.

El SMU reprueba la “imposición del Poder Ejecutivo” de clasificar al sector de la salud privada (Grupo 15) en el sector intermedio; trabajadores y empresarios coincidieron en autoclasificarlo como dinámico, lo que equivale a aumentos de 1% más cada año. Pero además, el SMU rechaza algunas acciones que implementó el Poder Ejecutivo en las últimas reuniones del Grupo 15 y que “podrían generar división gremial”, dice el comunicado del SMU. Según relata el gremio, en la reunión del martes 14, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) instrumentó “cuartos intermedios por separado con las delegaciones sindicales”, siendo que el SMU, la Federación Médica del Interior (Femi) y la Federación Uruguaya de la Salud trabajan conjuntamente desde el inicio de la negociación del Grupo 15.

La plataforma conjunta de los tres gremios tiene cuatro puntos: ubicar a la salud privada dentro del sector dinámico de la economía; garantizar el incremento del salario real en el porcentaje de crecimiento económico del año anterior; concretar aumentos salariales por medio del aumento de cápitas del Fondo Nacional de Salud y por aporte directo de las empresas; que el convenio colectivo sea por 24 meses y con ajustes y correctivos anuales.

La Femi hará hoy un plenario, al que asistirán los 22 gremios del interior, y allí definirá si se suma al paro del miércoles 22. La FUS ya anunció que parará a nivel nacional las 24 horas, y ocupará los centros de salud sin desplazamiento de autoridades. Tanto la FUS como el SMU reprueban los escasos avances logrados en los 50 días que llevan de negociación tripartita, que hoy volverá a encontrarlos, en la sexta reunión del Grupo 15.