Mañana, como todos los 17 de mayo, se celebrará el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, jornada creada para tomar conciencia sobre los peligros de esta patología, que es el factor de riesgo más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en el mundo.

Según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de Pública de 2013 esta enfermedad afecta a más de 36% de los uruguayos de entre 15 y 64 años. Las enfermedades no transmisibles (ENT), como son las cardiovasculares, son la principal causa de enfermedad y muerte en Uruguay y son el origen de la mayor parte de las discapacidades, que incrementan las necesidades asistenciales.

Foto del artículo ''

Entre los objetivos estratégicos del Ministerio de Salud al 2020 se encuentra “disminuir la carga prematura y evitable de morbimortalidad y discapacidad de las ENT prevalentes”, definiendo como área de intervención la “detección precoz y tratamiento adecuado a las personas con hipertensión arterial”.

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad que se presenta cuando se eleva la presión arterial en forma sostenida por encima de los valores considerados normales.

Usualmente la hipertensión arterial es asintomática, y es por esta razón que se la considera un “asesino silencioso”, ya que evoluciona en forma crónica pudiendo provocar infartos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal, entre otras afecciones.

El tema, además, es particularmente preocupante entre los niños, población en la que los porcentajes de hipertensión son elevados.

Un estudio realizado en 2016 por la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular junto con la Unidad Coronaria Móvil evidenció que aproximadamente 15% de los alumnos de entre 10 y 13 años de las escuelas públicas de Montevideo tienen hipertensión, en la enorme mayoría de los casos debido a la conjunción de mala calidad de la alimentación y sedentarismo, que genera obesidad.

Esta realidad es vista a diario por Pedro Chiesa, el jefe del Servicio de Cardiología Infantil del Centro Hospitalario Pereira Rossell.

El crecimiento exponencial del uso de las nuevas tecnologías y el sedentarismo en los niños ha generado un aumento importante de los casos de obesidad, y “asociado al aumento de peso va el aumento de la presión arterial, y con el paso del tiempo todo el organismo se va afectando”, afirmó Chiesa. “Hoy estamos viendo personas de 30 y pocos años con problemas coronarios, que son obesos hipertensos. Hace años venimos trabajando en pediatría en los temas de obesidad, sedentarismo e hipertensión porque es una cuestión fundamental”, agregó.

“Modificar las conductas implica un cambio cultural y sobre ese aspecto se debe trabajar activamente. Hay que educar en las escuelas y también a la población general sobre cómo alimentarse, y promover la actividad física”, aseguró Chiesa, quien subrayó la importancia del diagnóstico precoz, “porque en la gran mayoría de los casos las enfermedades cardiovasculares son prevenibles, pero el tema es lograr inculcar en la población la conciencia de qué es lo que se debe hacer y lo que no, y eso es una tarea difícil. Actualmente la tecnología te permite diagnosticar y tratar enfermedades que eran intratables hace algunos años, pero no necesariamente tenemos que llegar a este tipo de situaciones”.

Por su parte Laura Garré, integrante de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, contó a la diaria que durante todo este mes se viene realizando una iniciativa denominada Mayo Mes de la Medición de la Presión Arterial, que es una actividad internacional que en Uruguay es organizada conjuntamente por la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital de Clínicas de la Universidad de la República y por la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular.

“Durante todo este mes hemos convocado a todas las instituciones de salud para que durante todo el mes de mayo a todas las personas que ingresen en estas instituciones, ya sea por una consulta así como si van como acompañantes o a buscar medicación, se les ofrezca tomarse la presión arterial, sin necesidad de orden médica ni ningún tipo de restricción. El momento de tomarse la presión lo consideramos como una instancia sumamente importante para que se les explique a los usuarios su necesidad de conocer sus cifras de presión arterial regularmente, porque es una de las estrategias más eficaces para la prevención y el diagnóstico oportuno y precoz de la hipertensión”.

Además del cuidado en la alimentación, evitar el sedentarismo y realizarse controles periódicos, otros elementos clave para no tener hipertensión son no fumar y no consumir alcohol en exceso.