En 2018 hubo menos siniestros de tránsito respecto de 2017, con una disminución de 11% en la cantidad de accidentes y 6,1% en la cantidad de personas lesionadas. No obstante, aumentó 14% la cantidad de personas fallecidas, y la tendencia muestra que Uruguay se aleja de los objetivos del decenio establecidos por la Organización de las Naciones Unidas: en 2018 el objetivo eran 335 fallecidos y se estima que se cerrará el año con 514. Hasta la fecha hay 496 personas fallecidas. Para el presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), Fernando Longo, esto responde a una “mayor violencia en la siniestralidad”. Los datos del Informe Preliminar de Siniestralidad Vial de 2018 fueron presentados este jueves en la Torre Ejecutiva.

Desde 2016 a esta parte las cifras de fallecimientos en accidentes de tránsito han crecido: 446 en 2016, 470 en 2017 y 514 (estimado) en 2018, con lo cual la tasa de mortalidad alcanzó a 14,7 cada 100.000 habitantes. Sin embargo, en la cantidad de lesionados la tendencia es inversa. Desde 2016 hasta 2018 la cifra de lesionados se redujo drásticamente: 30.116 en 2016, 27.794 en 2017 y se calcula que 2018 cerrará con 25.483. Hasta ahora, en 2018 hubo 24.285 lesionados, un promedio de 71 por día. 85,8% fueron heridos leves, 12,2% heridos graves y 2% fallecieron. Son casi 1.700 lesionados menos y casi 2.500 siniestros menos, informó Longo.

45% de las personas fallecidas en siniestros de tránsito se trasladaban en motocicleta (215). 32% iba en automóvil (154), los peatones representaron 16% (79), 4% iba en bicicleta (21) y 2% (9) en camión. “El tema de las motos es terrible”, lamentó Longo luego de la presentación de los datos. “Estuvimos luchando todo este año con el tema de las picadas, que es uno de los pequeños factores de la siniestralidad de las motos. Otros tienen que ver con el no respeto de las señales, la distracción cuando se mira el celular al conducir y el no uso del casco. Todo eso incide en que hoy los principales fallecidos sean los motociclistas”, reflexionó. Respecto de esto, Longo anunció también que en el último proyecto de ley se establece la necesidad de exigir neumáticos certificados.

Foto del artículo ''

75% de los fallecidos en siniestros de tránsito fueron hombres y el 25% restante mujeres. Por franja etaria, la tasa mayor de fallecidos corresponde a personas de entre 20 y 24 años y de más de 70 años. 52% de los fallecimientos se produjo en ciudades y caminos, y 48% en rutas nacionales. 60% de las muertes se produjeron en la escena del siniestro, 24% en las siguientes 24 horas y 16% luego de las 24 horas; los días en que más se produjeron accidentes fueron los sábados (109) y los domingos (97).

Respecto de los factores de riesgo, de 11.211 controles de espirometría realizados, cerca de 92% (10.401) arrojaron resultado negativo, mientras que casi 8% (810) restantes fueron positivos. 19,4% de las espirometrías positivas se registraron los domingos y 13,3% los sábados: los días en que se produce la mayor cantidad de muertes. 4,1% de las espirometrías positivas se registraron entre lunes y viernes.

“Un tema que está fallando a nivel nacional es la falta de Institutos Técnicos Vehiculares, sobre todo en el interior. Una cantidad de siniestros en rutas son causa de vehículos en mal estado”, argumentó Longo. El presidente de la Unasev adelantó también que se comenzó a probar la utilización de radares móviles en las rutas, junto con la Policía Nacional de Tránsito, para controlar la velocidad de los vehículos. También sostuvo que se va a trabajar en conjunto con las intendencias departamentales en la misma dirección.